SUPERFOODS EN EL EMBARAZO

Incorporar superalimentos a nuestras dietas es más importante que nunca. La abundancia de alimentos que sólo proporcionan “calorías vacías” (gran cantidad de calorías y ningún nutriente) no ayudan a mantener un buen estado de salud.

Nos encontramos en una constante lucha contra la obesidad, el cáncer, la diabetes y demás enfermedades del sistema circulatorio. Asimismo, como consecuencia de la industrialización una gran cantidad de químicos son rociados sobre nuestros alimentos y luego son transportados largas distancias para después ser cocinados en casa. Cuando llegan a nuestra boca el valor nutricional es casi NULO.

Los superalimentos tienen más vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquimicos que cualquier otro alimento. En lugar de que nuestro cuerpo sea invadido por toxinas, calorías vacías y sustancias difíciles de digerir, los superalimentos proporcionan sólo cosas buenas que nos harán sentirnos y vernos mejor, nos darán más energía y ayudaran a nuestro cuerpo a luchar contra todo tipo de enfermedades, y en el embarazo nos ayudarán no solo a nosotros sino a que nuestro bebé crezca, se desarrolle y disfrute de plena salud al nacer evitando complicaciones.

Ahora, aunque la naturaleza nos ha regalado gran cantidad de superalimentos, es imposible entender y comprar todos. Por eso hay que empezar poco a poco. Les explicaré de algunos, que son, y como los pueden utilizar para que los empiecen a incorporar en su alimentación.

1) Acai Berries: Son fuente rica de fibra y ayuda en el embarazo. Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y ayuda a limpiar el tracto digestivo. Por otra parte, también ayuda en la mejora de los niveles de metabolismo del cuerpo. Son ricas en minerales y vitaminas y esto también ayuda en el desarrollo del feto. Por otra parte, los antioxidantes presentes en ellas ayuda en la lucha contra los problemas de los radicales libres. Cuando hay menos peligro de los radicales libres, el bebé crece sanamente dentro del útero y hay menos posibilidades de un aborto involuntario. Por sus efectos desintoxicantes, se sugiere consultar al médico, pues las toxinas eliminadas pueden ser absorbidas por el bebé.

Licuado súper Acai: Para prepararlo necesitan: 1 taza de leche de almendra o coco sin azúcar + ½ banano + ¼ taza de nueces + 2 cdas de acai sin azúcar + 2 cdas de semillas de chía + 2 cdas de linaza molida + ½ taza de hielo. Mezclar todos los ingredientes.

2) Aceite de Coco Extra Virgen: El aceite de coco contiene grandes cantidades de ácido láurico, un ácido graso anti microbiano potente que protege el sistema inmune del feto y el recién ácido. Las madres embarazadas y lactantes deben comer el aceite de coco para aumentar la calidad del ambiente del útero y la leche materna. Además es un gran aliado cosmético durante el embarazo para prevenir las estrías.

Bites de coco: 1 taza de aceite de coco + 1 taza de cacao en polvo sin azúcar + 1 chorrito de extracto de vainilla orgánica + 1 cda de miel cruda y 1 pizca de sal marina. Separar la taza de aceite de coco en un bowl y comenzar a batir hasta que tenga textura suave, o usar aceite líquido. Agregar el resto de ingredientes, forme bolitas, colóquelas en la refri y esperar que endurezcan.

3) Jengibre: Provee hierro para a formación adecuada de sangre, vitamina C para ayudar a apoyar la formación del sistema inmune de tu bebé y el ácido fólico, que ayuda a prevenir defectos de nacimiento. El jengibre es de gran ayuda para reducir las náuseas y vómitos durante el embarazo. También es bajo en sodio, siendo una buena opción para recetas, exaltando su sabor sin añadir más sal. Se debe de ter precaución en su consumo no exceder de 1 a 5 gramos al día si lo consumes fresco, en caso de ser en cápsula o polvo no  exceder los 1000-1500 mg al día tomados en dos a cuatro dosis divididas, ya que en mayores dosis puede aumentar el riesgo de aborto y sangrado, durante el primer trimestre de embarazo. También es un poderoso antiinflamatorio y antioxidante.

4) Cacao: El cacao es el alimento con mayor concentración de antioxidantes que existe. Su concentración de flavonoides es tan algo que contiene 14 veces más que el vino tinto y 21 veces más que el té verde. También es muy alto en magnesio el cual es uno de los minerales que con más frecuencia carece la dieta moderna. Es una gran fuente de hierro, puede beneficiar a una mujer embarazada en muchos sentidos. El cacao también contiene vitaminas del complejo B y algunas otras vitaminas esenciales, junto con minerales, incluyendo el manganeso, potasio, cobre, zinc y calcio.

by Karin Herman, Clinica So light

Annie Morales