El círculo de poder

Una persona se me acercó a pedirme una continuación para el artículo de “Limpiando el closet y la vida” y me parece que una excelente herramienta para darle seguimiento es el círculo de poder.

Hay personas en nuestra vida, que amamos, pero que lamentablemente, en lugar de agregarnos valor, nos restan. Hablas con ellas y te sientes cargada.  Hay buenas noticias, no tienes que ignorarlas, dejarles de hablar o dejar de verlas, lo único que tienes que hacer es sacarlas de tu círculo de poder. 

En tu círculo de poder deben estar únicamente las personas que te suman, que te potencializan, te ayudan a mantenerte enfocada y te impulsan a alcanzar tus metas.  Es por esto que es importante pienses detenidamente y escojas a las personas que estarán en él.

Puedes escribir una lista con los nombres de las personas que conoces. No veas tu Facebook ni tu Instagram, sólo escribe los nombres que vengan a tu mente ya que esos son los que realmente cuentan.  Ahora dibuja un círculo en una hoja aparte y revisa tu lista.  Uno a uno decide si alguien de esa lista merece la pena estar en tu círculo de poder y escribe su nombre dentro de él. 

Tu círculo de poder no tendrá ni diez ni veinte personas.  Te darás cuenta de que cuando de sumar se trata, escogerás pocos nombres.

Imagínate tu vida con esas personas a tu alrededor, escucha lo que te dicen y lo que provocan en ti.  Revisasi en tu círculo hay alguien que falte de tu lista o quizá alguien que sobre.  Edita tu círculo de poder para dejar en él únicamente a las personas que serán para ti ese motor que te impulsa a llegar a la meta. ¿Lista?

Ahora, guarda esto cerca y recuerda repetir el ejercicio una o dos veces al año.  La próxima vez que estés con una persona de las que tachaste, recuerda que lo que diga no tiene poder sobre ti.  Se atenta y al marcharte sonríe sabiendo que no te puede robar tu paz, porque le haz quitado todo poder sobre tu vida.

Por el contrario, cuando estés con aquellas personas en tu círculo de poder, escúchalas, absorbe como esponja todo lo que pueda de ellas y deja que te formen y transformen para ser cada día esa mejor versión de ti.  ¡Ahora tienes tu propio equipo de coaches personales!

 

by, Ana Regina Toledo

Annie Morales