Comunicación Asertiva

En la casa, el trabajo, con los amigos o en la colonia pueden surgir problemas que fácilmente se hubiesen evitado pero que, por el contrario, se vuelven novelas sin fin. En algunas ocasiones, por cansancio, dejamos que otros decidan. En otras, surgen las agresiones. Y esto ocurre porque no hemos aprendido a ser asertivos.

A mí me pasaba con frecuencia. Yo estaba segura de que le ha había dicho a mi esposo que teníamos un evento y él me contestaba que nunca le había dicho nado. Lejos de que uno le diera la razón al otro, se abría un abismo. Con el propósito de ser felices y no amargarnos por estas situaciones, no tocó aprender a comunicarnos.

Somos muchos quienes tenemos que aprender y a todo nivel. Ayer, por ejemplo, fui una kermesse escolar. Ahí observé a una madre interactuar con su hijo de, alrededor, 4 años. El lloraba. Ella gritaba. Ella lo halaba de las orejas y lo empujaba. Quise ir a hablarle pero mi esposo lo impidió. Quería decirle que su hijo no sabía que era lo que ella quería, que el mensaje que le pretendía transmitir no le llegaba.

¿Qué es la comunicación asertiva? Es la actitud que tiene una persona a expresar su punto de vista, opinión, deseos o incluso reclamos de un modo claro y de una forma totalmente respetuosa ante el interlocutor.

Esa madre necesitaba comunicarse de forma asertiva. Y ello no es más sino que expresar nuestro punto de vista, deseos, o reclamos de manera clara y respetuosa con nuestro interlocutor.

Al aprender a comunicarnos de manera asertiva evitamos ataques personales o reproches y se apuesta por la expresión de sentimientos en primera persona. En este diálogo se potencia la empatía y se produce un acercamiento en las posturas personales.

Así mismo, nos beneficia al reducir el estrés, mejorar las habilidades sociales, controlar los impulsos, y entender mejor las emociones, ganas respeto de los demás, provocas ambientes ganar/ganar, mejoras tus habilidades de toma de decisiones y ganas satisfacción tanto laboral como personal.

Recuerdo muchas a veces a mi madre decir que era importante estar conscientes “del modo” de deicr las cosas. Y claro tenía razón. Lo importante no solo es lo que dices, sino cómo lo dices.

Recomendaciones para lograr la asertividad al hablar.

1. Di gracias, lo siento, por favor.

2. Usa frases con “yo”, esto reafirma tus opiniones, deseos y derechos.

3. Aprende a escuchar. Lo cual incluye mantener una actitud abierta hacia el mensaje de la

otra persona.

4. Busca acuerdos. Evita posiciones extremas y busca un ganar / ganar.

5. Identifica tus necesidades y busca satisfacerlas.

6. Cuenta con argumentos para transmitir tus ideas y mensajes.

7. Aprende a decir no, sin sentirte culpable o con necesidad de dar explicaciones.

8. Toma conciencia de tu lenguaje verbal, mantén contacto ocular.

9. Acepta y controla tus emociones. Las emociones son normales, acéptalas, contrólalas y

expresa restándote a ti mismo y tu interlocutor. Mantente tranquilo.

por Lucia Colmenares, Ivolv

Annie Morales