Instagram: Nuestro nuevo “checklist” por: Melina Arreaga

Se ha hablado mucho del efecto que tienen las redes en nuestro comportamiento y en cómo nos vemos a nosotros mismos. Todas las personas que tenemos Instagram hemos realizado comparaciones en algún momento. Estas comparaciones van desde cómo se ve nuestro cuerpo, cuál es nuestra ropa, qué lugares hemos visitado, cómo es nuestra vida de pareja y, en el caso de algunos padres, los logros de nuestros hijos.


IMG_6222.JPG

Cada aspecto de nuestras vidas lo pasamos por ese filtro, y sin darnos cuenta le quitamos el gozo y diversión a lo que vivimos porque lo ponemos a comparación de lo que alguien más hace o tiene.  Se ha dicho incansablemente que las personas ponemos la mejor cara y las mejores cosas en las redes y que por eso no nos debemos comparar, pero en realidad esta no debe ser la razón. Poner lo mas lindo en las redes tampoco es malo, ya que es un método para recordar o inmortalizar algún momento.

En lo que tenemos que enfocarnos es en la poca solvencia emocional que tenemos para que una imagen de alguien —que muchas veces ni siquiera conocemos— nos pueda bajar el ánimo. No digo que una foto no te pueda inspirar y emocionar; siendo estilista de moda, ese es mi objetivo, inspirarme e inspirar a los demás a través de una imagen. 


 

IMG_6225.JPG

Estamos altamente bombardeados por información todo el tiempo, pero debemos tomar el control de lo que decidimos digerir y de cómo percibimos una imagen. No intentemos combatir lo que nos afecta desde fuera sino desde nosotros mismos: las fotos en Instagram no son el problema, el problema somos nosotros al dejar ir nuestra identidad.



No podemos dejar que Instagram sea nuestro manual de vida, nuestro checklist de aceptación personal. Veámoslo, en cambio, como una herramienta de comunicación e inspiración, un álbum de recuerdos y la manera de expresar nuestra vida a través de imágenes/videos. Una herramienta que nos permite narrar nuestras historias. Aprendamos a apreciar la belleza, alegría y expresión de los demás como una forma de conocerlos mejor y no como una barra de medición.


Al cambiar nuestro mindset podremos, finalmente, disfrutar de nuestra vida real, esa que está llena de risas, lágrimas, gritos, sudor, emociones. Y si queremos publicar algo de esto, lo haremos no para buscar aprobación o para cumplir un requisito, sino porque queremos compartir un poco más quiénes somos.

IMG_6224.JPG

Escrito por Melinea Arreaga