Cada vez más marcas apuestan por el 'body positive'

En los últimos años hemos vivido una gran popularización de las tallas grandes y las modelos “curvy” gracias a la influencia de muchasInstagramersque, en un acto de rebeldía ante la constante necesidad de buscar la perfección y promover un canon de belleza que lejos está de la realidad, se han empezado a mostrar en las redes tal y como son, luciendo con orgullo todos sus defectos e imperfecciones. Mujeres reales, al fin y al cabo.

Abanderadas del 'body positive'

Sin duda este movimiento ha generado un gran revuelo en las redes socialesy un gran cantidad de "ciber acoso". Sin embargo, la gran fuerza y laseguridad en sí mismas que desprenden estas mujeres ha sido recibido por muchas de nosotras como un acto de rebeldía ante una sociedad que durante mucho tiempo nos ha dictado un canon de belleza que lejos estaba de la realidad, de medidas perfectas y tallas imposibles.

Una de las abanderadas de la causa es la fotógrafa británica Sophie Mayanne, autora del proyecto “Behind the scars” (tras las cicatrices), una colección defotos instantáneas de personas que lucen señales sobre sus cuerpos y rostros, y de orígenes muy diversos. El proyecto acumula ya cientos de imágenes en la red y ha conseguido miles de seguidores.

En 2018, algunas de las historias de 'body positive' que más fuerza tuvieron fueron sin duda el desfile del Savage X Fenty que cerró la NYFW el pasado septiembre con una embarazadísima Rihanna, que además se puso de parto.

También destacó la presencia en las redes de la modelo norteamericana Caitin Stickels, que padece el extraño síndrome de ojos de gato, una anomalía cromosómica que provoca en quien lo padece una especie de apariencia felina en la cara. Esto no le impidió consquistar el corazón de innumerables fotógrafos de moda y de cientos de sus seguidores.

Annie Morales